La envolvente y los aislamientos de fachada

El aislamiento en las fachadas se empezó a exigir a partir de la normativa de 1979, Norma Básica Española de Condiciones Térmicas NBE CT-79.

En realidad no es que se exigiese el empleo de materiales propiamente aislantes, sino que era necesario cumplir con un mínimo aislamiento exigible, que en ocasiones tan sólo se conseguía incluyendo material aislante en fachada.
La Kg, valor de transmisividad global, que correspondía al edificio completo, no debía superar un valor determinado admisible; a mayor aislamiento, menor Kg. Para su cálculo se incluían las superficies diferenciadas de fachadas, cubiertas y suelos con los coeficientes de transmisividad que correspondía al elemento formado por capas diferentes de materiales.
La tabla de valores máximos admisibles se referenciaba según la zona climática  y el factor de forma del edificio, cociente entre superficie de envolvente y volumen y el tipo de energía para calefactor (combustible sólido, líquido y gaseoso o energía eléctrica).
Por otro lado, los cerramientos contaban también con unos valores máximos de transmisividad, que no podían superar, pero para lo cual no siempre se utilizaba una capa de material aislante. Era muy común mejorar las condiciones de aislamiento simplemente con la cámara de aire formada por dos hojas de fábrica de ladrillo.
Los Ku límites, máximos admisibles, afectaban a:
o       Cubiertas
o       Fachadas ligeras (200Kg/m²)
o       Fachadas pesadas (200Kg/m²)
o       Forjados sobre espacio abierto
o       Cerramientos con locales no calefactados, en paredes y suelos o techos
¿Qué cambios ha habido con la entrada en vigor del Código Técnico?
El nivel de exigencia es mucho más alto, haciendo necesario el empleo de materiales mejores para cumplir con los valores mínimos de aislamiento.
Hay un nuevo documento en el Código técnico; el DB H0, de septiembre de 2013, que limita el consumo energético del edificio
Se reforma el Documento Básico de ahorro de energía, DB H1, incluyéndose requerimientos a la rehabilitación. Se fijan los valores admisibles de la demanda energética, entendiéndose ésta como la energía útil necesaria para el confort térmico.

http://www.codigotecnico.org/web/galerias/archivos/documentosCTE/DB_HE/02_DBHE_Claves_Luis_Vega_Rocio_Baguena.pdf
Los materiales tienen limitadas las siguientes características:
o       conductividad térmica
o       espesor
o       resistencia térmica (espesor/conductividad)
o       resistencia a la difusión del vapor
También tienen que cumplir el resto de Documentos Básicos.
¿Cuales son las nuevas exigencias que afectan a los edificios existentes?
 
Lo primero a tener en cuenta es los distintos requerimientos según sea la superficie de envolvente que vamos a rehabilitar, mayor al 25% del total o menor.
Para rehabilitación de más del 25% de envolvente se debe cumplir con la demanda máxima que marca el DB H1 y para menos del 25%, se exige a los elementos rehabilitados unas transmitancias térmicas y permeabilidad al aire no mayores de los valores determinados en la DB H1 según la zona climática.
Capa de aislamiento de poliuretano proyectado antes de trasdosar

Hay gran variedad de productos para mejorar el comportamiento térmico de las envolventes de los edificios. Los más comunes son:

    • Poliestireno expandido, EPS (corcho blanco)
    • Poliestireno extruído, XPS
    • Poliuretano proyectado
    • Lana mineral
    • Fibra de vidrio
    • Corcho

Marcas comerciales también hay varias muy conocidas como son:

  • KNAUF
  • BASF
  • URSA (Uralita)
  • MAPEI
Asociaciones de fabricantes son algunas las siguientes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *