Inspección quinquenal y revisión anual de las instalaciones térmicas en edificios

Características de una caldera de GN
Características de una caldera de GN
REGLAMENTO DE INSTALACIONES TÉRMICAS EN LOS EDIFICIOS, Real Decreto 1027 / 2007 modificado en 2013 por el RD 238/2013
El RITE se aplicará a las instalaciones térmicas en los edificios de nueva construcción y a las instalaciones térmicas en los edificios construidos, en lo relativo a su reforma, mantenimiento, uso e inspección, con las limitaciones que en el mismo se determinan.
https://www.idae.es/tecnologias/eficiencia-energetica/edificacion/reglamento-de-instalaciones-termicas-de-los-edificios
DOCUMENTO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LA APLICACIÓN DEL REGLAMENTO DE INSTALACIONES TERMICAS EN LOS EDIFICIOS (R.D.1027/2007)
Artículo 2. ¿Cuándo se produce una reforma parcial de un edificio, se debe aplicar el RITE a todo el edificio?
Según se especifica en el apartado 3 del artículo 2 sobre ámbito de aplicación del RITE, se entenderá por reforma de una instalación térmica, todo cambio que se efectúe en ella y que suponga una modificación del proyecto o memoria técnica con el que fue ejecutada y registrada.
Lo anterior implica que en cada caso debe analizarse que normativas son de obligado cumplimiento, respecto a las cuales se dan las siguientes situaciones:
 
_Rehabilitación del edificio; entendiendo por rehabilitación lo indicado en el artículo 2 apartado 4 del Código Técnico de la Edificación, la rehabilitación implica una nueva instalación para la parte rehabilitada, por ello será de aplicación el RITE a la parte reformada de la instalación
_Edificación existente; existen dos posibilidades:
 
ÞNueva instalación: en el edificio existente se realiza una instalación nueva, el RITE se aplica en su totalidad, con las limitaciones que imponga el edificio, evidentemente pueden existir obstáculos que impidan aplicar todos los requisitos, por ello se adoptaran las medidas posibles.
 
ÞReforma de la instalación: El RITE se aplicara exclusivamente a la parte reformada
 
Artículo 2. ¿Qué se entiende por reforma de una instalación térmica según el apartado b) del artículo 2? ¿Cuándo se consideran “diferentes características” en instalaciones existentes cuando se cambia una caldera?
 
Se considera reforma de una instalación térmica, la sustitución parcial ó total de los equipos
generadores de calor ó frío o su ampliación por otro de diferentes características
Se consideran “diferentes características” a efectos de la sustitución de un generador por otro,
para generadores de potencia menor o igual a 70 kW, cuando se produzca una variación del 25 % de la potencia nominal o se cambie de sistema de evacuación o de sistema de combustión (cámara abierta o cerrada). Para generadores de potencia superior a 70 kW cualquier sustitución será considerada reforma No obstante lo anterior, los nuevos equipos que se instalen deberán cumplir los requisitos del RITE. En caso de calderas individuales a gas con potencia igual o inferior a 70 kW y con evacuación a fachada o patio, éstas deberán ser de emisiones de NOx de clase 5.
 
Artículo 26. Mantenimiento de las instalaciones.
1. Las operaciones de mantenimiento de las instalaciones sujetas al RITE se realizarán por empresas mantenedoras autorizadas.
2. Al hacerse cargo del mantenimiento, el titular de la instalación entregará al representante de la empresa mantenedora una copia del «Manual de Uso y Mantenimiento» de la instalación térmica, contenido en el Libro del Edificio.
3. La empresa mantenedora será responsable de que el mantenimiento de la instalación térmica sea realizado correctamente de acuerdo con las instrucciones del «Manual de Uso y Mantenimiento» y con las exigencias de este RITE.
4. El «Manual de Uso y Mantenimiento» de la instalación térmica debe contener las instrucciones de seguridad y de manejo y maniobra de la instalación, así como los programas de funcionamiento, mantenimiento preventivo y gestión energética.

5. Será obligación del mantenedor autorizado y del director de mantenimiento, cuando la participación de este último sea preceptiva, la actualización y adecuación permanente de la documentación contenida en el «Manual de Uso y Mantenimiento» a las características técnicas de la instalación.

El mantenimiento de las instalaciones sujetas al RITE*será realizado de acuerdo con lo establecido en la IT 3, atendiendo a los siguientes casos:

a) Instalaciones térmicas con potencia térmica nominal total instalada en generación de calor o frío igual o superior a 5 kW e inferior o igual a 70 kW.

Estas instalaciones se mantendrán por una empresa mantenedora, que debe realizar su mantenimiento de acuerdo con las instrucciones contenidas en el «Manual de Uso y Mantenimiento».

  • Revisión ANUAL
  • Inspección QUINQUENAL
b) Instalaciones térmicas con potencia térmica nominal total instalada en generación de calor o frío mayor que 70 kW.
Estas instalaciones se mantendrán por una empresa mantenedora con la que el titular de la instalación térmica debe suscribir un contrato de mantenimiento, realizando su mantenimiento de acuerdo con las instrucciones contenidas en el «Manual de Uso y Mantenimiento». 
c) Instalaciones térmicas cuya potencia térmica nominal total instalada sea igual o mayor que 5.000 kW en calor y/o 1.000 kW en frío, así como las instalaciones de calefacción o refrigeración solar cuya potencia térmica sea mayor que 400 kW.
Estas instalaciones se mantendrán por una empresa mantenedora con la que el titular debe suscribir un contrato de mantenimiento. El mantenimiento debe realizarse bajo la dirección de un técnico titulado competente con funciones de director de mantenimiento, ya pertenezca a la propiedad del edificio o a la plantilla de la empresa mantenedora.
 
a92d4-uso2bgas2brecomendac2b001

 

3e51a-uso2bgas2brecomendac

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *