Gestión de la demanda energética del edificio

Jornada del 13 de mayo en la consejería de Industria

Se ha presentado la Guía de Gestión de la demanda energética del edificio

En la pasada Jornada se trató el tema sobre el que versa esta Guía, en ella se tocaron la mayoría de sus capítulos: demanda, perfil de consumo, telegestión y ESEs, ahorro en reactiva, control y gestión y bombas.

En primer lugar el  Director General de Industria, el señor Carlos López Jiménez comentó la cuestión de los Certificados Energéticos, con la cifra actual de unos 250.000 registrados (el 10% del total), tras 2 años de obligatoriedad, siendo las calificaciones de los inmuebles certificados en su mayoría, el 80%, entre las letras E, F y G.
Los potenciales de ahorro que existen actualmente corresponderían principalmente a las instalaciones térmicas y de forma mucho menor a la iluminación. Lo que quiere decir que el ahorro se debe buscar prioritariamente en calefacción y refrigeración.
Para ello la Consejería pone en marcha los planes renove de este año que serán: de salas de Calderas, repartidores de coste con válvulas termostáticas, junto a otros como iluminación de edificios, puertas de garaje, anti-reactiva, ventanas de PVC y otros.
Ecoinversor (Juan Carlos de Pablo) habló de los perfiles de consumo energético y su optimización. Promoviendo el ahorro, con asesoramiento e inversión realizan proyectos de energía limpia.
La energía eléctrica es la que mayoritariamente se consume en casi todas las empresas y hay potenciales ahorros, primero sin inversión, con adecuación de lo contratado y uso responsable y, en una fase posterior, también con inversión.
Primero es necesaria la obtención de datos, a través de las facturas, pero de forma más pormenorizada con mediciones in situ. Con la información más su gestión se puede ahorrar un 15% del gasto energético, los gestores energéticos, ESEs (Empresas de Servicios Energéticos) y usuarios necesitan la información que genera el control de los equipos e instalaciones para poder actuar después de su análisis.
Para cada caso particular se decidirá las variables a medir y el protocolo de gestión que conducirá a el ahorro, que es el objetivo de la gestión, en consonancia con los objetivos de la Unión Europea para el 2020 que pretende un ahorro global del 20% de energía consumida.
La concienciación de los usuarios y el ajuste horario de funcionamiento, junto con la inversión si fuera necesario, nos proporcionan un ahorro que financiará primero la inversión y a continuación generará un beneficio de caja a las organizaciones.
Honeywell, como empresa colaboradora en la redacción de esta guía, expuso las posibilidades ofrecidas por los sistemas de control para el ahorro en el consumo de energía.

Contadores electrónicos con telegestión y analógico de lectura manual

Las claves para la eficiencia serían un correcto diseño, sumado a un control de la instalación y a un adecuado mantenimiento. El control proporciona los datos que es necesario analizar y supervisar para conseguir los objetivos de ahorro.

Una sello europeo, eubaccert, certifica los equipos de control llegando a conseguir ahorros de un 30%. se garantiza una desviación de medida máxima de 1,4º, siendo la media en los equipos de 4º, con lo que esa exactitud asegura una mayor correspondencia entre la temperatura real y la de consigna, lo que asegura la eficiencia.
Por otro las últimas modificaciones del Reglamento de Instalaciones Térmicas en edificación obliga a un buen mantenimiento y control de la instalaciones, así como a la eficiencia energética de los equipos.
RTR explicó el tema de la energía reactiva, un concepto por el que se cobran penalizaciones a los contratos del tipo 3.0A, 3.1A y las 6.X.
Baterías de condensadores se instalan para impedir las penalizaciones en la factura por vertido de energía reactiva a la red, producida por motores, iluminación fluorescente o transformadores.
A partir de 15 Kw de potencia contratada se mide la energía reactiva y, en consecuencia, se cobra, no así para contratos domésticos de 2.0A o 2.1A.
Primero en la factura y a continuación mediante medidores de red se cuantifica la energía reactiva que produce nuestra instalación y la conveniencia de reducirla después de que su precio haya aumentado recientemente.
Wilo es el fabricante de bombas que proporcionan la eficiencia a la instalación, ofreciendo soluciones de caudal variable para las instalaciones de calefacción, más necesarias a partir de la implantación de las válvulas termostáticas en sistemas centralizados que harán oscilar la demanda a lo largo del día.
Se recomienda el escalonamiento en las instalaciones para adaptarse a condiciones de uso cambiantes, según horario, estación y costumbres de los usuarios. Este escalonamiento, junto con la mejora en la eficiencia de lso equipos proporcionaran el ahorro fruto de la flexibilidad de la instalación.
Por último remica, como ESE que es, explicó en que consiste une Empresa de Servicios Energéticos, la cual se encarga de realizar una Auditoría Energética que detecta los potenciales de ahorro y planifica la gestión necesaria para conseguir dichos ahorros. Compartiendo, asimismo, con el cliente el riesgo de la inversión, al obtener la remuneración por sus servicios y el retorno de la inversión por medio de los ahorros conseguidos.
Los principales riesgos de que resulte un proyecto fallido son: ineficiencia de instalaciones, exceso de demanda energética, pérdidas de energía y sobrecostes de operación.
Resultan importantes todas las fases del proyecto, pero la elección de variables a controlar es vital para la gestión energética que va cumpliendo los objetivos marcados.

 

Guia sobre Gestion de la Demanda Energetica del Edificio

Con Knauf repasamos el tema de la envolvente y los aislamientos en la edificación, abarcando su prescripción en fachada, tabiques de separación entre inmuebles diferentes, suelos y cubiertas.
Se presentó el yeso como un material natural y con óptimas condiciones higrométricas, adecuado para proporcionar confort dentro del inmueble reduciendo el gasto de energía. Las placas de yeso no sólo aíslan de las condiciones climáticas adversas, sino también del ruido y el fuego.
Los sistemas de aislamiento exterior, SATE, eliminan puentes térmicos o, lo que es lo mismo, sumideros de energía perdida en las fachadas, los que se pueden detectar mediante las termografías. Se incluyen entre los puentes térmicos más frecuentes: cabezas de forjado, huecos de persianas, carpinterías, elementos estructurales como pilares y vigas de borde u otras incidencias que interrumpen el aislamiento de la envolvente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *