Eficiencia Energética. Repartidores de coste. Directiva Europea 2012/27/UE


Se resume a continuación la forma en que afectará la Directiva Europea de Eficiencia Energética a los consumidores particulares, una vez que el gobierno se decida a trasponerla en su totalidad. El gobierno actual y el anterior han postergado, tanto el sector de las energías renovables, como el de eficiencia energética; en contra de las directrices marcadas por laUnión Europea.

El RD de 2016 se refiere específicamente a Auditorías Energéticas obligatorias para las empresas.

 

Enlace:  Real Decreto 56/2016, de 12 de febrero, por el que se transpone la Directiva 2012/27/UE (parte)

Real Decreto 56/2016, de 12 de febrero, por el que se transpone la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética, en lo referente a auditorías energéticas, acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos y promoción de la eficiencia del suministro de energía.

Obligación de las instalaciones centralizadas de calefacción a instalar repartidores de coste

La fecha límite para la instalación era el 31 de diciembre de 2016, según la Directiva Europea de 2012, aunque en España sigue sin trasponerse esta parte, que no quedó incluida en el RD del año 2016.

Existen dos posibilidades de sistema centralizado de calefacción, que implican una mayor o menor sencillez en el cumplimiento de esta obligación:

o       Instalaciones de calefacción de anillo
o       Instalaciones por montantes que conectan los radiadores en vertical
Si la instalación es en anillo con un punto único de entrada al circuito, la contabilización de consumo se simplifica a un contador de calor, mediante un proceso semejante al del agua caliente.

Esquema del sistema de calefacción en anillo monotubular (retorno directo)
Esquema del sistema de calefacción en anillo monotubular (retorno directo)

Esquema del sistema de calefacción en anillo bitubular (retorno invertido)
Esquema del sistema de calefacción en anillo bitubular (retorno invertido)
El sistema en anillo tan sólo necesitaría la instalación de un contador de energía.
Si es una instalación por montantes, es obligado poner un contador por cada radiador, junto con un cabezal termostático que permita regular según las necesidades la temperatura del radiador.


El sistema de conexión vertical de radiadores requiere los repartidores de costes en cada radiador. Es la forma para individualizar el consumo por usuarios y que se pueda gestionar para evitar el despilfarro de energía.

Esquema del sistema de calefacción por columnas o montantes (distribución inferior)
Esquema del sistema de calefacción por columnas o montantes (distribución inferior)
Esquema del sistema de calefacción por columnas o montantes (distribución superior)
Esquema del sistema de calefacción por columnas o montantes (distribución superior)


El sistema de conexión vertical de radiadores requiere los repartidores de costes en cada radiador. Es la forma para individualizar el consumo por usuarios y que se pueda gestionar para evitar el despilfarro de energía.

¿Cuanto va a costar y cuando es la fecha límite para la instalación de los repartidores de costes?

Actualmente hay varias empresas bien posicionadas en el sector que ofrecen estos servicios. 

Los cuales incluyen, tanto instalación de los medidores, como el servicio de lectura de datos al que obliga también la normativa.

o     Gómez contadores de agua, actualmente gestiona la lectura de consumos de agua fría y caliente, http://www.gomezcontadores.com/
o   Techem, fabricantes http://www.techem.es/empresa/ ofrecen un sistema de lectura con OMS, open source metering, lo que minimiza los costes en caso de cambio de proveedor de lecturas
o       Contadores Castilla, www.contadorescastilla.com
o       Contadores Ista, http://www.ista.es/productos/
o       Honeywell, empresa americana, http://www.honeywell.es/home
Consumo energético de los hogares según estudio Sech-Spahousec
Consumo energético de los hogares según estudio Sech-Spahousec

El precio medio de los repartidores para una vivienda puede serde 125 euros, considerando 25€/repartidor por cinco radiadores. Por ejemplo, serían cinco radiadores para un piso de tres habitaciones, salón y baño, suponiendo que en la cocina no existe radiador.   

Los distribuidores de costes o calorímetros son aparatos de medición destinados al registro del calor emitido por el radiador en un período de tiempo.

Constan de una carcasa, dos sensores de temperatura, un dispositivo de cálculo, una pantalla digital, una batería (de 10 años de vida + 1 año de reserva), elementos de anclaje y un precinto de seguridad.

Además, existiría la opción del alquiler, similar a la de los contadores eléctricos. Una empresa se encarga de su mantenimiento y de las lecturas, indicando a la Comunidad la facturación corresondiente al consumo medido.

Y para evitar las ausencias de los vecinos en la toma de lecturas, las unidades se fabrican con emisor de datos vía radio, de forma que siempre se aseguren el 100% de las lecturas recogidas.

¿Cual es el objetivo de esta nueva obligación?

Individualizar los consumos de calefacción nos puede generar un ahorro de hasta un 35%.

Evitará los problemas actuales en las Comunidades de vecinos cuyas viviendas con más calor abren las ventanas para regular la temperatura, evitando el derroche innecesario.

Se distribuye mejor el calor por todas las viviendas de la comunidad, evitamos excesos de calor en los pisos más bajos y falta en los más altos.

Otra obligación más, pero ésta atañe a las grandes empresas y a la Administración

Consiste en realizar Auditorías Energéticas en sus Instalaciones, Sistemas de Producción y Edificios.

Se regulará con el Real Decreto que transpone la Directiva Europea de Eficiencia Energética, actualmente en borrador, y que se espera que sea publicado en breve.
Este proyecto de Real Decreto establece la obligación, para las empresas no PYMES, entendiendo por tales aquellas que cuentan con más de 250 personas y cuyo volumen de negocios anual excede de 50 millones de euros o cuyo balance general anual excede de 43 millones de euros, de realizar una auditoría energética antes del 5 de diciembre de 2015 y, posteriormente, como mínimo, cada cuatro años.

Enlaces con más información:

http://nergiza.com/calefaccion-central-sin-contadores-el-colmo-del-despilfarro/
http://www.coninef.com/blog/?p=112
http://www.elmundo.es/economia/2014/07/22/53ce534d268e3e02698b457f.html
http://blogs.repsol.com/web/

http://www.ahorraconcabezaltermostatico.com/
http://www.ahorraconcabezaltermostatico.com/


Directiva Europea 2012/27/UE de Eficiencia Energética

Capítulo II, “Auditorías energéticas”
Capítulo III, “Sistema de acreditación para proveedores de servicios energéticos y  auditores energéticos”
Capítulo IV, “Promoción de la eficiencia energética en la producción y uso del calor y del frío”
Capítulo V, “Contabilización de consumo de calor, frío y agua caliente sanitaria en edificios»
ANEXO VII
Requisitos mínimos de la facturación e información sobre la facturación basada en el consumo real
1. Requisitos mínimos de la facturación
1.1. Facturación basada en el consumo real
A fin de que los clientes finales puedan regular su propio consumo de energía, la facturación debería llevarse a cabo sobre la base del consumo real de, al menos, un año, y la información sobre la facturación debería estar disponible al menos cada trimestre, a petición del consumidor o cuando este haya optado por la facturación electrónica, o en caso contrario dos veces al año. Podrá quedar exento de este requisito el gas empleado exclusivamente para cocinar.
1.2. Información mínima contenida en la facturación
Los Estados miembros velarán por que, cuando sea necesario, los clientes finales dispongan en sus facturas, contratos, transacciones y recibos de las compañías de distribución, o acompañando a esta documentación, de la información siguiente, de manera clara y comprensible:
a) los precios reales del momento y el consumo real de energía;
b) la comparación del consumo de energía del cliente final en ese momento con el consumo durante el mismo período del año anterior, preferentemente en forma gráfica;
c) la información de contacto de las organizaciones de clientes finales, las agencias de energía u organismos similares, incluidas sus direcciones de internet, donde se puede obtener información sobre las medidas disponibles de mejora de la eficiencia energética, los perfiles comparativos del usuario final y las especificaciones técnicas objetivas de los equipos que utilizan energía.
Además, siempre que sea posible y útil, los Estados miembros velarán por que, en sus facturas, contratos, transacciones y recibos de las centrales de compra, o acompañando a esta documentación, se señale o se facilite a los clientes finales, de manera clara y comprensible, información comparativa con un cliente final medio, normalizado o utilizado como referencia comparativa, de la misma categoría de usuario.
1.3. Asesoramiento sobre eficiencia energéticaque debe acompañar a las facturas y demás información enviada a los clientes finales
Al enviar contratos y modificaciones de contratos, y en las facturas que reciben los clientes o en los sitios web destinados a clientes individuales, los distribuidores de energía, los gestores de redes de distribución y las empresas minoristas de venta de energía informarán a sus clientes, de manera clara y comprensible, de los datos de contacto de los centros de asesoramiento al cliente independientes, las agencias de energía o los organismos similares, incluidas sus direcciones de internet, donde puedan obtener asesoramiento sobre las medidas de eficiencia energética disponibles, los perfiles comparativos de su consumo de energía y las especificaciones técnicas de los electrodomésticos que puedan servir para reducir el consumo de estos aparatos.

Auditoría energéticas. Directiva Europea 2012/27/UE de Eficiencia Energética

ANEXO VI
Criterios mínimos para las auditorías energéticas, incluidas las realizadas como parte de sistemas de gestión energética
Las auditorías energéticas a que se refiere el artículo 8 se atendrán a las siguientes directrices:
a) deberán basarse en datos operativos actualizados, medidos y verificables, de consumo de energía y (en el caso de la electricidad) de perfiles de carga;
b) abarcarán un examen pormenorizado del perfil de consumo de energía de los edificios o grupos de edificios, o de las operaciones o instalaciones industriales, con inclusión del transporte;
c) se fundamentarán, siempre que sea posible, en el análisis del coste del ciclo de vida antes que en períodos simples de amortización, a fin de tener en cuenta el ahorro a largo plazo, los valores residuales de las inversiones a largo plazo y las tasas de descuento;
d) deberán ser proporcionadas y suficientemente representativas para que se pueda trazar una imagen fiable del rendimiento energético global, y se puedan determinar de manera fiable las oportunidades de mejora más significativa.
Las auditorías energéticas permitirán la realización de cálculos detallados y validados para las medidas propuestas, facilitando así una información clara sobre el potencial de ahorro.
Deberán poderse almacenar los datos empleados en las auditorías energéticas para fines de análisis histórico y trazabilidad del comportamiento energético.
(Entrada revisada y actualizada en enero de 2017)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *